Pamukkale: Ver, comer y dormir

03-04-2016

 
Pamukkale: Ver, comer y dormir
 

4 am, suena el despertador y antes incluso de que comience la primera llamada al rezo del día nos ponemos camino al aeropuerto de Estambul de la zona asiática (SAW).

Durante nuestro viaje el año pasado a Estambul decidimos hacer una excursión de un día a Pamukkale al sudoeste del país. Volamos con la compañía aérea Pegasus a primera hora de la mañana de forma que aprovechamos todo el día y volvimos al día siguiente. 

Cuando llegamos, desde el aeropuerto cogimos un taxi que en algo menos de una hora nos dejó en este pueblo (previo acuerdo del precio).

La verdad, que es una aldea (como decimos en Galicia) pero con unas ruinas romanas.

Pocas casas, pocos habitantes y todo gira alrededor de Hierápolis y sus aguas termales.

El nombre de este lugar “castillo de algodón” en turco,  hace honor a la principal atracción que es la zona donde se han ido precipitando las capas de caliza blanca y travertino creando un paisaje impresionante. A primera vista parece que estás en la nieve, sin embargo nada más lejos. Os recomiendo llegar pronto para poder haceros fotos sin muchos turistas de por medio, nosotros fuimos en Marzo y aún así a partir de las 12 se empezó a llenar de gente, pero afortunadamente nosotros habíamos llegado ya mucho antes (para algo valió el madrugón).


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Turquía, Estambul, Denizli, Pamukkale, Naturaleza

Comentarios