Perú, el viaje soñado: De Arequipa al lago Titicaca

01-07-2017

 
Perú, el viaje soñado: De Arequipa al lago Titicaca
 

Situada a 2325 metros sobre el nivel del mar, Arequipa tiene un clima muy soleado y seco que permite pasearte en manga corta durante el día y más abrigado al atardecer. La luz es preciosa y hace brillar el color de las casas que contrasta con los coloridos trajes de las cholas.

EL MONASTERIO DE SANTA CATALINA Y LA CATEDRAL

El Centro Histórico de Arequipa, siglo XVI, fue declarado en el 2000 Patrimonio Cultural de la Humanidad, UNESCO, por sus edificaciones de piedra volcánica blanca, que se encuentra a los pies del Misti; por ello se la denomina la Ciudad Blanca.

También la luz incide en los muros del monasterio de Santa Catalina, el más peculiar que hayamos visto nunca: las celdas y los claustros parecen un pueblo hecho de pequeñas casas organizadas en placitas, adornadas con plantas de aquí y de allá, pintadas las paredes de azules y magentas.

Es una ciudad dentro de otra ciudad, donde algunas damas, antes de ser monjas dominicas, se retiraban aquí y se traían a sus doncellas. Se ven claustros, como el de los Naranjos, claustro Mayor y Claustro de las Novicias; plazas, como Zocodober y calles, Córboba, Sevilla, Toledo, ¡Burgos!

Este monasterio empezó a construirse en el siglo XVI. Además de damas de la ciudad también ingresaron monjas criollas y mestizas. En el 1964 ingresaron las primeras monjas españolas. Aún hoy en día hay una pequeña comunidad de monjas.

Pasear por el Monasterio de Santa Catalina es estar metido en la vida monástica de entonces, se van descubriendo rincones sencillos y hermosos en cada momento, las cocinas, el lavadero, su quehacer diario; no ha perdido el encanto que tuvo.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Perú, Arequipa, Ciudad, Valle del Colca, Puno, lago Titicaca, isla de Amantaní, Islas flotantes de los uros, isla de Taquile, Naturaleza, Autobús

Comentarios