Phnom Penh: Realidad e historia viva de Camboya

17-08-2015

 
Phnom Penh: Realidad e historia viva de Camboya
 

A orillas del río Mekong, reposa la capital de Camboya, Phnom Penh. Era la perla de la antigua Indochina, donde todavía se pueden ver algunos de los edificios coloniales que pasaron días mejores. La ciudad vive hoy en día anclada en el pasado, un pasado reciente turbulento y lleno de violencia, el cual dejó muchas cicatrices en la población camboyana. Con sus mercados, su polución, su horrible tráfico y sus pagodas y templos llenos de historia se convierte en una de las ciudades más auténticas de Asia.

Nosotros nos quedamos dos días en la capital, suficiente para ver y disfrutar tranquilamente de todos sus atractivos. Tras nuestro paso por Siem Reap y los templos de Angkor, llegamos de noche a la estación central de autobuses donde nada más bajar, ya te espera un hervidero de tuk tuks dispuestos a pelearse para llevarte y ofrecerte sus servicios quizás para los días posteriores. Tras el inevitable regateo nos quedamos con un joven que apenas había presionado y ya que nos cayó bien aprovechamos para decirle si le interesaba quedar para el día siguiente y llevarnos a los lugares relacionados con el régimen de los Jémeres Rojos. El hotel que elegimos fue Le Cyclo, muy céntrico y sencillo pero sin más.

El tuktukero nos esperaba como un clavo bien temprano por la mañana para ver uno de los lugares del mundo que más nos han impactado, los Killing Fields o campos de exterminio. Habíamos pactado un precio de 15 dólares para ir hasta allí, volver a la prisión de Tuol Sleng y dejarnos en el Mercado Ruso. Cabe decir que la moneda camboyana, el riel, está en desuso y la mayor parte de transacciones se hacen en dólares americanos.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Camboya, Phnom Penh, Ciudad, Aventura

Comentarios