Playa Colorada

29-03-2017

 
Playa Colorada

Naranja, similar a la arcilla, así es la suave arena de Playa Colorada, franja costera ubicada en nuestro oriente venezolano donde reina un cálido clima y una paleta de diversos tonos en la arena y el mar.

Para llegar a ella, nos trasladamos hasta Puerto La Cruz (Anzoátegui). Desde allí, en tan solo treinta minutos de trayecto con vehículo particular, nos topamos con el Parque Nacional Mochima, lugar en el que se encuentra ubicada esta pequeña población, que hace vida en torno a la belleza y recursos que le otorga esa porción costera. Su gente, muy hábilmente sortea la crisis, valiéndose de todos los recursos naturales que le ofrece este espectacular espacio protegido.

La calidad y claridad de sus aguas no tiene comparación. Tonalidades de verdes tenues hasta azules intensos engalanan este sector de la costa oriental de Venezuela, deleitando a turistas y locales de kilómetros de paisaje que bien pueden ser aprovechados en términos de inversión turística. En el camino, los centros pesqueros y pequeñas comunidades, distribuidos en ensenadas pueden apreciarse al abordar kayacs y peñeros, dejando ver en contraposición, como el tiempo parece haberse detenido.

Tomando una embarcación desde la rojiza orilla de la playa, es posible disfrutar de un encuentro único con delfines, los cuales se dejan apreciar mientras despliegan sus mejores tácticas de caza. Según impresiones de lugareños, también se ven ballenas en determinadas épocas del año. Dentro del Parque Nacional Mochima, son numerosas, las pequeñas islas o cayos que lo conforman. Entretanto, la oferta de playas y ensenadas es amplia. La presencia de embarcaciones pesqueras en plena faena, te dejará observar cómo transcurre su jornada habitual. Si tienes suerte, es posible que compartan sin reparo un poco de conseguido  para divertirte experimentando el trabajo de un pescador.

Disfrutando del sol, tendrás la oportunidad de degustar productos propios de la zona. Un buen coco frio te refrescará del calor oriental. Los vendedores de ostras te sorprenderán con su peculiar estilo de ventas, cargado de su humor característico. La variedad de pescados: el coro-coro, pargo, catalana o bonito, servido con buenas porciones de contornos en infinidad de presentaciones, deleitarán el paladar de los visitantes. De igual forma, preparaciones con moluscos y mariscos a la vinagreta te servirán de tentempié mientras contemplas una vista única, llena de colores.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Venezuela, Sucre (Estado), Parque nacional Mochima, Caribe, Naturaleza, Aventura, Coche

Comentarios