Pontevedra la ciudad medieval

01-09-2016

 
Pontevedra la ciudad medieval
 

Tras pasar una semana con la rutina del camino de Santiago nos tocó descansar, pero no en casa como haría cualquiera, en tu camita, con tu baño, tu gato y tu familia. No no, nos fuimos a Pontevedra donde la madre de Dany nos acogió con los brazos bien abiertos.

Esta ciudad me sorprendió gratamente en su conjunto, el centro me enamoró hasta tal punto que este lugar ha pasado a mi lista de "lugares donde viviré una temporada". 

¿Por qué? pues muy sencillo, es una ciudad grande donde hay de todo, pero el centro tiene un encanto y un ambiente muy hogareño, me explico, me recordó a Sevilla en el sentido de que el centro es muy bonito, tiene muchas calles y monumentos (en el caso de Pontevedra, muchas estatuas) puedes tirarte horas paseando por sus calles, pero la diferencia reside en que en Sevilla estos paseos pueden hacerse tediosos debido a la cantidad de gente. No es que en Pontevedra no haya gente, que la hay, pero la justa y necesaria para que se forme un perfecto ambiente en las terrazas y puedas ir paseando tranquilamente.

En cuanto a cosas que visitar, me sorprendió la Peregrina, es una iglesia muy chiquitita por dentro, pero muy alta, si la ves desde arriba (por google maps) tiene forma de concha, además puedes subir a la cúpula y disfrutar de las vistas. Hay más iglesias por todo el centro histórico. Pero si por algo se caracteriza esta ciudad es por la cantidad de esculturas y bustos que hay por toda la ciudad, desde niños en una fuente, a un loro, a un violinista, o al mismo Valle-Inclán. 

Debido al presupuesto low cost que nos marcamos en el camino de Santiago, no pude disfrutar del pulpo gallego que tanto me encanta, además de que a ninguno de los amigos con los que iba le gusta, menos mal que la madre de Dany tiene un buen gusto culinario y pude probar el pulpo de la tierra donde mejor lo ponen. 

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, España, Galicia, Pontevedra, Ciudad, Mar, Con amigos, Low cost, Escapadas

Comentarios