Por qué deberías tomarte un año sabático para viajar por el mundo + Consejos para hacerlo

28-10-2016

 
Por qué deberías tomarte un año sabático para viajar por el mundo + Consejos para hacerlo

¿Te encuentras en un punto de tu vida en el que no te sientes feliz con lo que haces?, ¿Sientes que necesitas un cambio en tu vida?, ¿Has pensado que hay mucho más en la vida que seguir la misma rutina una y otra vez?. Si te has hecho estas preguntas y las respuestas a ellas son un SÍ, probablemente lo que necesitas es tomarte un año sabático para viajar por el mundo y en este post, Te Quiero Mostrar, por qué deberías hacerlo, además de algunos consejos que te ayudarán a llevarlo a cabo.

Este es un post un poco largo por lo cual te anticipo algo de lo que encontrarás más adelante:

  No soy feliz con lo que hago (Trabajo, Estudio, etc) - La primera señal para tomarse un año sabático para viajar

  Necesito un cambio en mi vida  -  La segunda señal para tomarse un año sabático para viajar

  En la vida hay mucho más que trabajar (estudiar, etc.) y definitivamente quiero vivirlo! - La tercera señal para tomarse un año sabático para viajar

  Creo que necesito tomarme un año sabático para viajar, ¿pero realmente debería hacerlo?

  Me voy a tomar un año sabático para viajar! - ¿cómo lo puedo hacer?

No soy feliz con lo que hago (Trabajo, Estudio, etc) - La primera señal para tomarse un año sabático para viajar

Hace más de 2 años y medio, podría decir que en términos generales, según lo que la sociedad actual ha determinado, vivía una vida que se consideraría "exitosa" (luego me daría cuenta que él éxito es una definición personal más que un estándar establecido); tenía un trabajo estable en una empresa multinacional, ganaba un salario considerablemente bueno, había conseguido alcanzar grandes logros en términos profesionales y según me lo planteaban tenía buenas oportunidades de seguir progresando en la empresa, lo que me llevaría a una vida corporativa "exitosa", a pesar de esto, no me sentía feliz con todo este aparente éxito, ya que esto estaba consumiendo mi vida en una constante y extenuante rutina en la que pasaba 9 horas del día en el trabajo (incluida 1 hora para almorzar), 1 hora tardaba en desayunar y arreglarme para salir,  2 - 4 horas diarias dependiendo del trafico transportándome de la casa a la oficina y vice versa (quién haya vivido o estado en Bogotá sabrá lo incomodo que esto puede llegar a ser), 6 - 8 horas las invertía en dormir lo cual me dejaba con 5 - 3 horas del día para disfrutar de la vida, más los fines de semana, aunque a veces tenía que trabajar en campo dichos días, así entendí la frase de Charles Bukowski mencionada anteriormente.

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Consejos para viajar

Comentarios