Puebla y Cholula, iglesias y pirámides gigantes

20-04-2017

 
Puebla y Cholula, iglesias y pirámides gigantes
 

Nuestra ruta a través de México estaba tomando forma... y nos estaba encantando. 

Íbamos un poco más rápido de lo que nos hubiera gustado, pero teníamos fecha fija para el vuelo que nos llevaría de Cancún hasta Cuba y queríamos ver todo lo que se nos cruzara en nuestro camino aunque fuese difícil y apurado. Queríamos aprovechar el tiempo que teníamos al máximo.

Veníamos con grandes expectativas a Puebla, otro de esos tantos lugares UNESCO que tiene México de los que todo el mundo habla maravillas. Como pasaba con Querétaro, es un estado que comparte el mismo nombre que su capital. En Puebla nos centraríamos en la capital que tiene como nombre completo Heroica Puebla de Zaragoza aunque se la suele conocer como Puebla sin más. Cerca visitaríamos un pueblo colindante llamado Cholula.

Llegaríamos en autobús desde la Ciudad de México (200 pesos/persona) tras unos días muy moviditos por un camino precioso con vistas a los dos grandes volcanes que hay cercanos, el Popocatépetl y el Itzaccihuatl. Teníamos muchas ganas de escalar alguno de ellos pero no es tan fácil ya que por su actividad está muy limitado.

Si por una cosa es bien conocida Puebla -aparte de sus iglesias- es por su gastronomía, en especial por sus famosas "cemitas".

Tras encontrar alojamiento nos fuimos a la calle a por esa cemita de la que tanto nos había hablado en nuestra ruta por México, qué mejor momento que teniendo mucha hambre tras el viaje. La verdad es que no decepcionó. La cemita poblana trata de una especie de bocadillo -o como dicen ellos, "torta"- hecha con un pan salado generoso cubierto de ajonjolí y relleno de una gran variedad de carnes a la carta, desde pollo a la milanesa hasta carne enchilada. Un buen bocadillo que no te deja con ganas de más. La encontrarás vayas por donde vayas en esta ciudad.

Otro de los 'platos' típicos de este estado son sus tacos árabes, son especiales porque no se encuentran en otro lado, aunque para nosotros no es algo que sea muy diferente ya que se asemeja mucho a nuestros famosos showarmas turcos. Eso se estaba echando de menos a estas alturas del viaje

Estábamos en las vísperas del día de los muertos, el día más especial del país. Todos los negocios y decoraciones en la calle se preparaban para ello. Nuestro vuelo a Cuba estaba reservado un día antes de la gran fiesta, no nos dimos cuenta a la hora de reservar el vuelo, un fallo que no nos lo perdonaremos jamás...una pena.

Lo mejor de Puebla está en visitar su centro histórico que es patrimonio mundial de la UNESCO. Sus calles están bien decoradas con grandes iglesias y calles muy ordenadas con sus respectivas cuadras características de las ciudades coloniales americanas. Algunos de sus edificios son dignos de admirar como la Casa Alfenique y su calle comercial es el nervio principal donde se mueve la gran mayoría de locales. 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, México, Puebla, Puebla de Zaragoza, Cholula de Rivadavia, Ciudad, Autobús, Mochilero

Comentarios