Qué ver en Acre: siguiendo los pasos de los Templarios

16-05-2018

 
Qué ver en Acre: siguiendo los pasos de los Templarios
 

Al norte de Israel se sitúa la pequeña ciudad de Acre (Akko en hebreo), conocida por ser uno de los últimos bastiones de la cristiandad tras haber pasado por las manos de griegos, romanos, bizantinos o árabes y que pude visitar durante mi viaje a Israel y los territorios palestinos. Desde luego Acre, fundada allá por el año 1.500 a.C. y que gozó de gran importancia en la época, es una de las visitas más imprescindibles en cualquier viaje a Israel.

 

Hoy, en esta ciudad, una de las más antiguas del mundo, se pueden visitar fortalezas de la época de las Cruzadas (una serie de campañas impulsadas por el Papa y los monarcas europeos con el fin de recuperar los lugares santos de la cristiandad) y los caballeros templarios e incluso, conocer el mundo paralelo que existía bajo tierra, con un laberinto de túneles que interconectaban varios puntos de la ciudad.

Qué ver en Acre

Fortaleza de la Orden de los Hospitalarios

Este es el edificio más relevante de la ciudad y merece la pena llegar hasta Acre aunque sea solo para visitarlo. La Fortaleza de la Orden de los Hospitalarios se encuentra en plena Ciudad Vieja y dio cobijo a la Orden de los Hospitalarios, con el objetivo principal de fundar hospitales que cuidasen de los peregrinos que se desplazaban hasta Tierra Santa. La entrada al recinto incluye una audio-guía muy útil que te marca el camino a través de las numerosas estancias, situadas alrededor de un gran patio central. Una de las salas más espectaculares es probablemente la conocida como Sala de las Columnas, que servía de comedor y hoy día luce sus grandes columnas como una de las grandes obras del gótico en sus inicios. El patio, las terrazas o la sala de los prisioneros son algunas de las paradas obligadas en una visita que te llevará varias horas y que te hará conocer un poco mejor a la mítica San Juan de Acre.

Túnel de los templarios

Otra de las visitas que no debes perderte en Acre es el tunel de los templarios. Abiertos en su totalidad para las visitas turísticas en 2007, estos túneles quedaron sepultados bajo el suelo y no fueron ‘redescubiertos’ hasta 1994, es decir, hace muy poco. Puedes recorrer los túneles desde un punto a otro de la ciudad, que conectan la zona del puerto con la ciudad vieja y sentirte como si estuvieses en Acre hace muchos siglos. Aunque los túneles se ensancharon para los visitantes, puedes hacerte una idea de lo claustrofóbico que podían ser entonces.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Israel, Distrito Norte, Acre, Ciudad, Mar Mediterráneo

Comentarios