RUTA DE STAR WARS (TÚNEZ)

27-07-2017

 
RUTA DE STAR WARS (TÚNEZ)
 

Túnez.-Amos y dueños del Norte de África durante siglos, los amazighs -o “bereberes”– han visto como su cultura y su lengua se han prácticamente extinguido en Túnez, consecuencia de su fusión con el árabe y de la política de marginación del Estado. Sin embargo, curiosamente, algunos de sus rasgos se han integrado en uno de los más potentes productos de la cultura de masas global a caballo entre los siglos XX y XXI. Aunque pocos lo saben, los preciosos pueblos amazighs del sur de Túnez inspiraron al director George Lucas en la creación de un fantasioso universo que plasmaría en los diversos episodios de la saga cinematográfica de “La guerra de las galaxias”.

El primer punto de nuestra ruta es la ciudad de Tozeur. La cena en el restaurante Dar Deda, especializado en cocina de la región, ya sugiere que nos aproximamos a territorio “galáctico”. Una cabeza de Darth Vaider observa a los comensales desde un hueco excavado en la pared. Y es que a solo unos 15 kilómetros se ubica el mayor y mejor conservado decorado de los que se edificaron en Túnez para la grabación de “La Guerra de las Galaxias”. Concretamente, se trata del puerto espacial de Mos Espa, donde residía el esclavo Anakin Skywalker antes de pasarse al lado oscuro, y que aparece en los episodios “La amenaza fantasma” (1999) y “El ataque de los clones” (2002).

El set, formado por diversas casas y antenas de cartón piedra, se halla en pleno desierto del Sáhara, rodeado de sinuosas dunas. Un niño con un modosito cachorro de zorro del desierto asalta a los visitantes ofreciendo una foto con el animalillo a cambio de la voluntad. Sus hermanos mayores se encargan de organizar un paseo en camello por los alrededores, apetecible sugerencia que bien vale un regateo. Otras escenas de la saga fueron también rodadas en la región de Tozeur. En mitad del Schott el-Jerid, una enorme y desolada salina de 5.000 kilómetros cuadrados a las afueras de la ciudad, se encuentra una construcción en forma de iglú en la que se filmaron los exteriores de la vivienda de Luke Skywalker. Y los eriales de Jundland, un impresionante cañón desértico, no sirvieron solo de para la primera de las entregas, en 1976, sino aquí también se filmaron escenas de las películas “Indiana Jones y el arca perdida” y “El paciente inglés”.

La próxima etapa del viaje revela hasta qué punto Lucas se inspiró en los amazighs tunecinos para su obra más célebre. Con sus puertas arqueadas y techos en forma de cúpula, pocas son las diferencias entre la arquitectura tradicional de los poblados amazighs de la provincia de Tatauín y las edificaciones de Mos Espa, por cierto, emplazada en un planeta de nombre “Tatooin”. El director estadounidense tomó prestados incluso los nombres. Es en esta provincia remota y desértica, fronteriza con Libia, donde mejor se ha conservado la lengua amazigh.


Comentarios