Salar de Uyuni: 9 consejos útiles para tu visita

01-02-2017

 
Salar de Uyuni: 9 consejos útiles para tu visita

Hace poco tiempo atrás, cumplí el sueño viajero de conocer el Salar de Uyuni, el  más grande del mundo. Fue una experiencia de viaje de esas que te cambia la forma de ver la vida, por un montón de motivos. Mi viaje partió en San Pedro de Atacama, en Chile y de ahí tomé un tour de 3 noches que volvía a este mismo punto de partida.

En este artículo les quiero compartir, algunos consejos que harán su viaje a este lugar, geográficamente inhóspito, un poco más fácil y cómodo.

1) Viaja en invierno Boliviano: seguro las fotos esas hermosas que has visto son del salar convertido en un verdadero espejo del cielo y para poder verlo de esa manera es indispensable que haya llovido. La temporada de lluvias intensas es entre diciembre y marzo de cada año, que es cuando se presenta el llamado invierno Boliviano. Es importante decir que si bien las lluvias permiten ver el efecto de espejo, a veces pueden dificultar la llegada al lugar. Si no consiguen viajar en esta época de igual forma el salar se ve impresionante cuando está seco. En este momento exacto 1 de febrero de 2017 el salar está como se ve en la siguiente foto:

2) Toma un tour: esto no lo aconsejo habitualmente debido a la gran cantidad de beneficios de viajar por libre, pero en este caso me pareció una muy buena alternativa por dos motivos: el primero es que el valor del tour es muy bajo (entre 110 mil y 140 mil pesos chilenos por 2 o 3 noches saliendo desde San Pedro de Atacama, dependiendo de si desean volver al punto de partida o quedarse en la ciudad de Uyuni), considerando que incluye transporte, alojamiento y todas las comidas, además del guía que los acompañará durante todos los días, el precio es bastante bajo. El segundo motivo, es que además de la visita al Salar de Uyuni, son múltiples los puntos de interés que pueden visitar dentro de la “Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa” y haciendo el recorrido por cuenta propia, se pierden estos otros lugares que valen muchísimo la pena de camino al salar. Entre ellos se cuentan por ejemplo: las visitas a las lagunas, blanca, verde y roja, donde podrán disfrutar de la flora y fauna del lugar en su hábitat, logrando ver zorros, flamencos, chinchillas, entre otros. La visita al desierto de Dalí, que recuerda su distintiva pintura de relojes derretidos, el árbol de piedra y múltiples formaciones rocosas que son realmente impresionantes, los geysers “sol de mañana” y las termas de polques, donde además tendrán la posibilidad de tomar un baño. El tour puede partir desde San Pedro de Atacama en Chile o bien desde la ciudad de Uyuni en Bolivia, en ambos casos visitarán los mismos lugares. Las agencias para ello son múltiples y están por todos lados en ambos lugares, los precios son los mismos. Uno de los refugios en los que dormirán corresponde a un hostal hecho completamente de sal, lo que se convierte en toda una experiencia, sin lugar a dudas. (*) nota al margen: este consejo lo doy sin recomendar ninguna agencia en particular)


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Bolivia, Potosí, Daniel Campos, Salar de Uyuni, Desierto, Naturaleza, Aventura, Coche

Comentarios