Salta: para sentirte mejor

01-03-2018

 
Salta: para sentirte mejor
 

No, no te estoy diciendo que saltes de arriba a bajo para sentirte mejor, o que con sacudirte un poco se te van a pasar los males. Te hablo de Salta, una capital a cientos de metros sobre el nivel del mar, un montón de casas de un intacto estilo colonial, un referente del NOA…pero también mucho, mucho más.

 

Calor, suelo árido y nada más que cactus. La imagen distorsionada que llevaba de Salta. Por suerte los prejuicios solo sacaron pasaje de ida y desaparecieron ni bien bajamos del avión y vimos montañas boscosas.

 

Esta es, paso por paso, la historia de cómo Salta me derribó los mitos sobre ella misma me enseñó a disfrutar una ciudad con los cinco sentidos…que por algo la llaman “La Linda”.

 

Para verte mejor

Cerro San Bernardo: Subir a pie el cerro San Bernardo a media mañana y con más de 30º de temperatura iba contra todas las recomendaciones y era un plan a contramano para empezar a conocer la ciudad. Abajo, antes de empezar a subir, un Güemes eufórico nos alentaba, porque allá, en el mirador íbamos a entender mejor a Salta, íbamos a ver cómo los pies de las montañas le ponían tope al desparramo de casas. Cuando todo el mundo bajaba nosotros subíamos para tener las mejores vistas de la ciudad, y cuando todos subían, nosotros descansábamos en la bajada en el Teleférico San Bernardo y frenábamos en el Parque San Martín para reunir energías para el resto del día.

Para oírte y saborearte mejor:

Peñas y empanadas: Sobre la comida salteña no había ningún mito para derribar ni ningún prejuicio para romper; se sabe, incluso antes de venir, que las empanadas y las humitas salteñas son las mejores. Y Salta no defrauda, se pone a la altura de las circunstancias y lejos de decepcionar, sorprende con miles de sabores más. Y mientras podrías comer docenas de empanadas sin cansarte, alguien se sentó en alguna mesa cercana, sacó la guitarra y la voz y se puso a cantar…y la peña se armó. Y así, entre folklore a viva voz y vino salteño, corren el asado y los tamales por todos los platos.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Argentina, Salta, Ciudad, Villa San Lorenzo, Naturaleza, Montaña, Tren

Comentarios