SAN JUAN DE GAZTELUGATXE | LOS ESCALONES HACIA EL CIELO

29-03-2017

 
SAN JUAN DE GAZTELUGATXE | LOS ESCALONES HACIA EL CIELO

Cuando comenzamos a escribir el blog no considerábamos el poder visitar este lugar en un futuro próximo, y es por ello que hicimos un post dedicado a él en nuestro apartado de futuribles. Casi dos años después de haberlo escrito se nos presentó la oportunidad de visitarlo, y esa oportunidad no debíamos dejarla pasar.

Aquel 1 de marzo de 2015 escribía sobre San Juan de Gaztelugatxe nombrando unas cuantas veces a Anna, una de mis mejores amigas – sino la mejor – que estaba viviendo aquél entonces en Bilbao – y a día de hoy, y hasta dentro de unas pocas semanas, también –, y que me había comentado miles de veces que fuese a visitarla. Como siempre me pasa cuando me ofrecen algo así digo que sí, que iría, pero nunca encuentraba la fecha. Pero esta vez tuve que buscar la fecha urgentemente porque Anna se marcha a China y el tiempo de ir a Bilbao se acababa. Después de una comida de reyes en enero con una larga sobremesa decidí que iríamos a Euskadi a finales de febrero. Y así fue, gracias a que Anna se va lejos, que nosotros pudimos ir a Gaztelugatxe. 

Repetiría un poco lo que puse en aquella entrada del 1 de marzo de 2015 en la que decía que Gaztelugatxe es una ermita que se encuentra en la localidad de Bermeo, que a ella se accede tras bajar una colina, pasar por un puente de dos arcos y subir más de 200 escalones se llega a la ermita que dicen se construyó en el siglo IX o X, pero que fue destruida varias veces por las batallas que allí tuvieron lugar, siendo demolida finalmente para reconstruirse después en el año 1886. Lo que de ella quedaba, restos de la construcción original y también de las posteriores remodelaciones, fue arrojado al mar, y en el mar descansan todavía hoy.

Esto es lo que podría decir de Gaztelugatxe sin haber estado antes, y podría especular un poco sobre su belleza y lo singular del lugar – junto a la isla de Aquech forman un biotopo protegido, pero después de haber pasado por San Juan de Gaztelugatxe creo que debo hablaros de las impresiones que la visita al lugar me produjeron.

Una vegetación frondosa nos acompaña al comienzo del sendero que nos va a llevar hasta el inicio de los 200 y pico escalones que conducen hasta lo alto del peñón. Una señal nos indica que estamos en el camino correcto, y a juzgar por las caras de las gentes que regresan parece que ese camino es un poco duro. A medida que avanzamos y vamos descendiendo comentamos: todo esto lo tendremos que subir al regresar. Y nos reímos. Algunos metros después empiezan a tenerse las primeras vistas maravillosas de San Juan de Gaztelugatxe y la isla de Aquech, formando una bella bahía que nos deja sin palabras.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, España, País Vasco, Vizcaya, Busturialdea, Bermeo, San Juan de Gaztelugatxe, Mar, Naturaleza, Autobús, Escapadas

Comentarios