Turin Eye. Epic Fail

30-11-2017

 
Turin Eye. Epic Fail
 

El Turin Eye es una atracción turística que consiste en montarse en un globo aerostático fijo anclado a tierra firme y ascender a 150 metros de altura para disfrutar de una (seguro) preciosa vista aérea de la ciudad.

En nuestro último día en Turín, sólo podíamos aprovechar la mañana porque por la tarde poníamos rumbo a casa. Así que nos reservamos la subida en el Turin Eye como única actividad del día y, la verdad, la más esperada del viaje. La guinda del pastel, vaya.

Con una niña de cuatro años podéis imaginaros que llevábamos días hablando del globo y de lo genial que iba a ser subir en él.

Llegamos al Turin Eye a las 10 de la mañana, hora en que se supone que abren la atracción. El chico de la oficina de venta de tickets nos dijo (con bastante mala sombra) que no podíamos subir hasta las 11. Le dije que nos esperaríamos en las mismas instalaciones y me miró con cara de “por mí como si te tiras a las vías del tren”. Un sol de hombre.

Por suerte, en el mismo recinto donde se encuentra el globo, hay un pequeño parque infantil con columpios, balancín y tobogán (el único que nos encontramos en la ciudad, por cierto, y eso que paseamos mucho) que nos hizo la espera más llevadera, sobre todo a la peque.

A las 11 unos operarios subieron al globo y se elevaron durante más de quince minutos, supongo que como prueba de rutina diaria. Nosotros nos acercamos de nuevo a la oficina de tickets para dejarnos ver y asomar la patita en plan “¡Eh! ¡Seguimos aquí!”. En ese momento llegaron un abuelo y su nieta que también querían subir en el globo.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Italia, Piamonte, Turín, Ciudad, Aventura, Con niños

Comentarios