Un día en las Islas Vírgenes Británicas

15-03-2015

 
Un día en las Islas Vírgenes Británicas

6 a.m. Me despierto con intenciones de empezar bien temprano el día, tomar algo e ir al gimnasio. La vagancia me gana, me doy vuelta y me vuelvo a dormir. Era la primera mañana en el crucero y arrancar tan temprano no fue posible.

7:30 a.m. Suena el teléfono de la habitación, mi papá llamaba para despertarme para que vayamos a desayunar temprano y después buscar los tickets de salida de las lanchas a primera hora. Efectivamente me levanté, fuimos a desayunar a uno de los restaurants, y nos quedamos sorprendidos por la excelente atención y la excelente variedad de la carta del desayuno. Comimos de todo!

8:00 a.m. Terminamos de desayunar, subimos al piso 7 y buscamos los tickets para las lanchas de las 14 hs. Ese día el barco paraba en Road Town, la capital de las Islas Vírgenes Británicas, en la isla de Tortola. Pero no iba hasta la costa, sino que el barco se quedaba fondeado a unos 500 metros (más o menos) de distancia y unas lanchas lanzaderas te llevaban (ida y vuelta todo el día) hasta la costa. La primera salía a las 14 hs y la última a las 17  hs.

No podíamos darnos el lujo de perder 3 horas en BVI (British Virgin Islands) sólo por no levantarnos temprano para ir a buscar los tickets (para organizar bien la bajada ese día y que no pretendieran salir las 3.000 personas al mismo tiempo, había que pasar a retirar unos tickets con horario para las lanchas).

Por suerte no había cola (creíamos que los típicos viejos tempraneros ya iban a estar ahí) y en menos de 1 minuto teníamos nuestros 4 tickets.

8:05 a.m. Salimos a la cubierta a observar la isla de Puerto Rico a nuestra izquierda. Mientras apreciaba la inmensidad del Mar Caribe y del Océano Atlántico no podía entender, no me entraba en la cabeza, cómo aquella española loca que conocí en Hawaii había hecho para cruzar el Atlántico en un velero junto a un par de desconocidos que había encontrado por internet. Eso sí es una aventura!

Si el Mar Caribe se mueve, el Océano Atlántico no me quiero ni imaginar.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Caribe, Islas Vírgenes Británicas, Isla de Tórtola, Road Town, Ciudad, Naturaleza, Crucero

Comentarios