¿Viajas al Lago di Como? Lee esto primero

28-07-2017

 
¿Viajas al Lago di Como? Lee esto primero
 

El pequeño Lago di Como, en el norte de Italia, casi fronterizo con Suiza, es una de las joyas a descubrir del país de la bota. Si has leído algo sobre él, debes saber que contiene todo lo que dicen y mucho más. Salpicado de pueblos que parecen salidos de la imaginación de un diseñador de parques de atracciones, la ribera del Lago, desde la que siempre puedes divisar la otra orilla, está plagada de rincones bucólicos, espectaculares mansiones y miradores únicos desde los que divisar los cercanos Alpes. Ya tengas un fin de semana rápido o una semana entera, el tiempo será suficiente para hacerte una idea, pero a la vez te sabrá a poco. En nuestra humilde opinión estamos ante uno de los destinos más románticos del mundo. Pero espera, antes de salir, como en todo viaje que se precie, hay algunas cosas a tener en cuenta, que son consejos para viajar al Lago di Como basados en nuestra experiencia.

 

 

¿CÓMO LLEGAR AL LAGO DI COMO?

 

A Como se puede llegar conduciendo desde nuestro país, claro que sí, aunque dependiendo del punto de partida el viaje puede hacerse pesado. Lo normal es llegar en avión. Hay varios aeropuertos cercanos con conexión a España. Turín, Génova o el “low cost” Bérgamo, que está muy cerquita, son opciones interesantes, pero suponemos que la mayoría llegareis desde alguno de los aeropuertos de Milán, que además son los más cercanos. Desde Malpensa hay apenas una hora en coche. En el aeropuerto sólo podremos buscar una buena combinación de autobús, normalmente desplazándonos a Milán, o bien alquilar un coche. Si esta es vuestra opción el camino es bastante tranquilo. La carretera es buena hasta la salida de Milán. Luego se vuelve de un solo carril hasta Como y se puede hacer pesada. Hay algunas zonas regularmente asfaltadas y muchas glorietas, pero el trayecto es breve. Tened mucho cuidado porque la cercana autopista de peaje A9 os puede costar un disgusto. Carece de cabinas para peajes y hay que pagar a través de una web en la que casi todo está en italiano, según nos dijeron. El proceso se puede hacer confuso, así que, pese a que es más cómoda, mejor evitarla. Si vuestro alojamiento está en Como o en Lecco, las dos localidades que están en los extremos inferiores del lago, ahí acaba todo. Si está en alguno de los pueblos de la ribera, a partir de aquí la carretera será mala, llena de curvas y peligrosa, pero también preciosa.

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Italia, Lombardía, Como, Naturaleza, Apartamento, Coche, Barco, Escapadas

Comentarios