Viaje a Grecia I: Atenas y Delfos

29-06-2016

 
Viaje a Grecia I: Atenas y Delfos
 

Siempre me había llamado la atención visitar Grecia, su historia es incomparable y toda la vida he estado estudiando el arte griego y su búsqueda de la belleza ideal, y es que al fin y al cabo Grecia ha sido a muchos niveles un referente para occidente. Además todo tenemos en nuestra cabeza esa imagen típica de las paradisiacas islas griegas. Por todo esto y por que necesitaba ya viajar más que comer me lancé a éste viaje a Grecia en solitario durante una semana.

Mi idea era visitar Atenas, acercarme hasta Delfos, Meteora y Micenas, y pasar un par de días en ese paraíso llamado Santorini. Tenía exactamente 5 días y medio. Volaba desde Bilbao hasta Amsterdam y de Amsterdam a Atenas, un viaje un poco largo pero que me permitió tener un primer contacto con la famosa capital de Holanda.

El aeropuerto que más me ha impresionado hasta el día de hoy ha sido el de Amsterdam, Schipol. Es tan inmenso, peor tan inmenso, con tantos servicios y una arquitectura tan genial que merece la pena hacer una escala aunque sean unas horitas. Antes de mi vuelo a Atenas pude tranquilamente cargar algunos de mis dispositivos y preparar el viaje en una de las numerosas mesas dispuestas para ello.

El vuelo a Atenas trancurrió con normalidad, un vuelo de 3 horitas con una comida incluida y yo sentada en la ventanilla, ¡bien!. Por cosas de la vida tenía un griego sentado al lado que resultó ser mi primer guía de Grecia, ya que empezamos a hablar y me contó desde qué no me podía perder hasta cómo estaba la situación política en el país.

Fue una agradable conversación aunque he de reconocer que el chico era un poco demasiado insistente y no me dejó ni un minuto apenas de esas 3 horas sin que me estuviese contando algo. Llegamos al aeropuerto y fue muy amable al acompañarme a la salida de los autobuses hacia el centro de Grecia, y por lo que parecía, de momento, la gente griega era simpática. 

El autobús al centro de Atenas tardó casi una hora y acabé llegando a la famosa Plaza Syntagma a las 2 de la mañana. No era la forma ideal de empezar mi aventura griega el buscar mi hotel por Atenas a esas horas yo sola, pero allá que fui. Seguí una calle bastante concurrida para las horas que eran, pero es que por suerte el día siguiente era fiesta y la gente estaba todavía paseando por la ciudad.

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Grecia, Atenas, Delfos, Ciudad, Mar, Semana santa, Solo

Comentarios