Viaje a Japón. Día 6. Tokyo-Kyoto: Kiyomizu-dera, calle de la tetera, Sanjusangen-do, Higashi Hongan-ji, Nishi Hongan-ji, Pantocho y Gion

12-02-2017

 
Viaje a Japón. Día 6. Tokyo-Kyoto: Kiyomizu-dera, calle de la tetera, Sanjusangen-do, Higashi Hongan-ji, Nishi Hongan-ji, Pantocho y Gion

Hoy el despertador suena a las 4.30 de la mañana y aunque cualquier día de mi vida habitual me haría la remolona, me levanto enseguida sin rechistar ni pereza porque es un día especial, me voy a Kyoto!

Así que voy a la ducha, bajo a desayunar y me despido del Hostel que tan bien me ha acogido y de una ciudad, Tokyo, que me ha enamorado y que tendré el gusto de seguir descubriendo dentro de unos días cuando regrese para tomar el avión que me devuelva a casa.

Me voy a Tokyo Station. Para hacerlo subo en mi estación de metro Asakusa y hago trasbordo en Ueno para coger la línea JR de tren convencional y llegar en dos paradas a Tokyo Station. Ueno es un lío. Empiezo a ver vías de JR que anuncian Shinkazen (el tren de alta velocidad que necesito para ir a Kyoto) y no trenes convencionales, no lo entiendo, pensaba que sólo podía cogerlo en Tokyo Station, por si a caso voy hacia allá igualmente. Doy un montón de vueltas: subo, bajo escaleras, pregunto y por fin llego a la vía correcta. En lugar de dos paradas hago 4, no lo entiendo de nuevo pero llego a la estación a las 6.30. El primer tren Shinkazen a Kyoto salía a las 6.26 porque con el JRP no puedes coger trenes Nozomi ni Mizuho así que me toca esperar al siguiente que saldrá a las 7.03 de la vía 16 (ya lo había mirado en la app Hyperdia, realmente útil, os recomiendo que os la bajéis para poder consultar horarios, duración, vías y precios de los viajes en tren en Japón). Me pongo a hacer cola en las marcas del suelo de los primeros coches del tren ya que del 1-5 son los de las personas sin reserva y como os conté al ser temporada alta por el Sakura no permiten reserva durante unos días.   

El tren llega con puntualidad, me acomodo y paso cómodamente los 164 minutos que dura el viaje. A las 9.47 estoy en Kyoto. Paso por el centro de información a buscar mapas de la ciudad (esta vez el mapa y la guía son en inglés a diferencia del que me facilitaron en Tokyo) y me voy caminando al Hana Hostel que está muy cerca de la estación y es un acierto porque pegado a la estación de trenes está también la estación de buses con lo que la ubicación del hotel me permitirá máxima comodidad en mis desplazamientos por la ciudad.

El Hana Hostel (reseña completa de los hoteles en mi viaje a Japón en construcción, próximamente pondré el link) tiene habitaciones privadas y compartidas, como yo viajo sola opto por una habitación compartida y debo decir que está genial. Cada cama dispone de una cortina que te da total privacidad, además de disponer de luz, enchufe y mesilla con candado dentro de tu espacio privado. La gente es muy respetuosa y nunca hay ruido ni luz que pueda molestar a los demás con lo que tuve el descanso garantizado en todo momento. El baño y la cocina están también muy bien: nuevos, completos y limpios. Me alegro de haber escogido este hotel, de hecho no iba a ciegas ya que me lo recomendó Vero de Viajar Code: Verónica, aunque ellos se alojaron en una habitación privada. 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Japón, Kioto, Ciudad, Tren, Albergue, Solo

Comentarios