Visita a la ciudad amazónica de Tena

12-04-2016

Ruta caracol
 (4/5)
 
Visita a la ciudad amazónica de Tena

Con la llegada de Ibon, era hora de ponernos en movimiento de nuevo y salir de Quito. Para retomar el rodaje con calma, decidimos ir de visita al Tena, la parte Oriental de Ecuador. Ya era hora de ver selva y ver por lo menos un poquito de amazonía.

El resto de voluntarios con los que trabajamos en la casa también decidieron unirse al trip, y acabamos siendo 10 personas en lugar de 3. Esto fue uno de los mayores retos del viaje; si organizarse dos es difícil, imaginaros un grupo tan grande en un mercado intentando hacer la compra.

Pasamos la noche en el autobús viendo horribles películas hasta llegar a la ciudad de Tena. El calor era sofocante ya a las 8 de la mañana y se veía caos al rededor. La ciudad, más que una ciudad, era un gigantesco espacio abierto en la selva donde miles de familias han construido sus casas y comercios sin mucho orden. 

Nuestra couch nos esperaba en las afueras, en una comunidad llamada San Pedro. Pakarina y su hermano Timo viven de la forma más autentica posible, con techos artesanales (eso sí, gigantes) que crean diferentes espacios y en contacto total con la naturaleza.

Instalamos nuestras 4 carpas y nos pusimos rumbo  a nuestra primera exploración. El calor cada vez es más intenso y la humedad es increíble. Fuimos al río para refrescarnos e introducirnos al espectacular paisaje. Uno de los lugares más bonitos para bañarse tomando el sendero junto a la universidad de la ciudad. Se camina por unas 2 horas hasta la central de tratamiento de agua y a pocos pasos te topas con el río y el mirador… Se asciende en poco más de media hora y las vistas son espectaculares. Kilómetros y kilómetros de copas de arboles bajo tus pies.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Ecuador, Tena, Ciudad, Naturaleza, Selva, Low cost

Comentarios