Visitar Marialva y la Doncella de los Pies de Cabra

04-05-2020

 
Visitar Marialva y la Doncella de los Pies de Cabra
 

De las 12 Aldeias Históricas de Portugal, Marialva es la que está más al norte. Esta joya medieval de la Región Centro del país vecino nos ofrece tres núcleos de población por descubrir. El más importante es su ciudadela medieval, con su antiguo ayuntamiento, su picota y sus calles empedradas. Allí podrás subir a sus torres o adentrarte en su castillo. Muchas son las historias que se cuentan de Marialva, entre ellas la de la Dama Maria Alva, la Doncella de los Pies de Cabra. Acompáñanos a descubrir este maravilloso lugar y sus leyendas.

Pinceladas de la historia de Marialva

La ciudadela de Marialva se encuentra sobre un macizo rocoso desde el que se domina toda la comarca. Por eso eligieron este asentamiento sus primeros pobladores prehistóricos. En el siglo II a.C. los aravos, un pueblo lusitano, construyeron un castro en lo alto y resistieron con coraje y valor la invasión romana. Los conquistadores romanos fundaron Civitas Aravorum, por la que pasaba la Vía Imperial que unía Guarda y Numao.

Los muchos nombres de Marialva

Llamada Aravor por los lusitanos, los godos la llamaron San Justo y durante la ocupación árabe tomo el nombre de Malva. El rey de León Fernando Magno recuperó la ciudad en el s. XI, dentro de su emblemática conquista de las Beiras. Los conflictos provocaron el despoblamiento de la zona durante un siglo, hasta la que se estableció un nuevo asentamiento y recibió la primera carta foral.

Su situación fronteriza y su importante feria, celebrada el 15 de cada mes, atrajo numerosos comerciantes. En esa época surgiría la judería, debido a la importante presencia del pueblo hebreo en la villa.

¿Quien le dió el nombre a Marialva? La leyenda de la Dama María Alva, la Doncella de los Pies de Cabra

Se supone que Fernando el Magno la llamó así cuando la conquistó, pero hay muchas leyendas al respecto. También se cuenta que en el s. XIII el rey de Portugal Alfonso II donó la población a su amante Doña María Alva, y así se bautizó a la aldea. Sin embargo, a nosotros nos gusta más esta leyenda…


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Portugal, Distrito de Guarda, concelho de Mêda, Marialva, Escapadas, Europa

Comentarios