Visitar Toulouse en familia

03-03-2017

 
Visitar Toulouse en familia
 

Allí estaba yo, ya de vuelta en casa y con un bajón encima importante, se habían terminado nuestras vacaciones de verano; veníamos de pasar unos días en la playa y teníamos que volver al día siguiente a nuestra rutina, así que se me ocurrió que no podía haber una mejor manera de empezar la vuelta al trabajo que planeando otro viaje. Dicho y hecho, me senté delante del ordenador y me puse a buscar vuelos baratos para el mes de Noviembre ( que era cuando podíamos coincidir los dos y juntar tres días, que no sabéis lo complicado que es eso… y ya de paso celebrábamos nuestro undécimo aniversario ), el destino nos daba igual, lo único que teníamos claro era que nos íbamos a algún lugar de Europa; llevábamos desde que nació Paula viajando sólo por España, que nos encanta, pero habíamos perdido nuestra “rutina” de viaje por otros países y era el momento de volver a retomar esa costumbre y salir fuera. Encontramos vuelos por 9.90 euros / trayecto y lo vimos claro, nos íbamos a Toulouse; compramos los billetes, reservamos el hotel, le hicimos el dni a Paula y pedimos las tarjetas sanitarias, ahora solo quedaba esperar a que llegara el último fin de semana de Noviembre…

Día 1, Sábado.

El avión salía a las 6:50 de la mañana y Paula decidió que las 6:00 era una hora estupenda para despertarse y no volverse a dormir hasta la hora de la siesta, no era la primera vez que montaba en avión, es su tercer viaje en este medio de transporte y cada vez que monta está igual de emocionada ( tanto que dice que el avión es suyo, no me preguntéis porque.. ). En poco mas de una hora habíamos llegado a nuestro destino y si os soy sincera, no tenía muchas expectativas puestas en la ciudad; no teníamos demasiadas referencias de alguien que hubiera estado en Toulouse y no voy a volver a juzgar un lugar hasta que lo haya visitado porque nos sorprendió muy gratamente. Fue un viaje en el que comimos bien, dormimos bien, es una ciudad pequeña perfecta para recorrerla a pie, ideal para un fin de semana, con muchos sitios interesantes y con un montón de zonas verdes, jardines, parques y con varios planes geniales, perfectos para hacer con niños.

Cuando aterrizamos en el aeropuerto de Toulouse Blagnac fuimos a por el carro de Paula y cogimos el autobús que te lleva al centro, hace varias paradas, una en la estación central de Gare de Tuolouse-Matabiau que fue donde nos bajamos y otra justo en la calle de al lado del hotel en el que habíamos reservado; de esto obviamente no nos dimos cuenta ya que en las indicaciones de la pagina del hotel nos ponía bajarnos en la de la estación, así que nos dimos un paseo. El trayecto son unos 20 o 30 minutos dependiendo del trafico y los billetes cuestan 8 euros por persona, los mas pequeños no pagan.

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Francia, Languedoc, Occitania, Alto Garona, Toulouse, Ciudad, Autobús, Con niños, Escapadas

Comentarios