22 cosas que recordarás si hiciste el Interrail

12-01-2018

 
22 cosas que recordarás si hiciste el Interrail
 

Éste post lo publiqué primero en Weloversize.

A los 21 años me fui con 3 compañeras de la universidad de Interrail, ese viaje que se hacía en nuestra generación (la de los que nacimos en los 80), ese viaje que mantenía a los padres en vilo durante 2 o 3 semanas, en el que dormir y comer se hacían donde se podía y cómo se podía, ese viaje en el que, a posteriori, te das cuenta de que hiciste unas locuras que ahora no harías, ese viaje que gracias a películas como ‘Hostel’ parece mucho más peligroso de lo que es en realidad…

Si sois de los afortunados que habéis hecho el Interrail a los 20 años seguro que recordáis cosas como éstas:

1. Acostarte en un tren en Madrid, levantarte al día siguiente en París y acabar cenando en Bruselas (cambiar aquí las ciudades como proceda)

2. Comprar embutido y queso envasado al vacío, latas de atún y de ensaladas Isabel (era lo único que había en esa época) y coger los cubiertos del campamento de cuando eras pequeña. Pasear la comida en el macuto por media Europa, al lado de las bragas…

3. Aprender a leer mapas de cualquier tipo y en cualquier idioma. No existía Google Maps, nuestros móviles enviaban sms y la Guía del Alberguista era lo más preciado que llevábamos en el macuto

4. Sacar una fuerza sobrehumana para patearte media ciudad con el macuto a cuestas por no pagar la consigna de la estación de trenes

5. Dormir en un tren nocturno atravesando medio país por ahorrarte una noche de hotel. En un asiento (con suerte), en los pasillos, en el suelo, en la puerta del baño…

6. Comer una lata de atún en medio de la calle con un trozo de pan o una bolsa de patatas y creer que comes una delicatessen (sólo superada por el día que te dabas el lujo de comer en McDonalds)


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Consejos para viajar

Comentarios