7 DÍAS EN RIGA, TALLIN Y ESTOCOLMO. TOUR DEL BALTICO.

18-09-2016

 
7 DÍAS EN RIGA, TALLIN Y ESTOCOLMO. TOUR DEL BALTICO.
 

Viaje a Riga, Tallin y Estocolmo en 7 días (domingo 25 a sábado 31 de octubre de 2015).

Hay viajes que se sueñan y se planean por años y otros que van saliendo poco a poco y se organizan en unos días. Este viaje por el Báltico es uno de los segundos. Nuestra primera idea era ir a Rusia, un destino que no nos quitamos de la cabeza y se nos va resistiendo, pero todo el tema del visado nos quitó las ganas; nos apetecía ir “al norte” y, después de haber estado soñando con las urbes rusas, a una gran ciudad, así que Estocolmo, ya en nuestra lista desde que nos enamoramos de Copenhague la primavera anterior, fue la elegida. Teníamos más días de vacaciones y también ganas de ver un poco de “ambiente soviético”, así que tuvimos claro que teníamos que acompañarla de Riga y Tallin, ciudades suecas desde la Guerra de los Treinta Años hasta la Gran Guerra del Norte, cuando se llamaba al mas Báltico “el lago sueco”. Es una pena que no nos diera tiempo a conocer la otra capital báltica, pero dejamos apuntada no solo Vilna, sino toda Lituania, para otra vez.

Decidimos la ruta en base a los precios de los vuelos, así que volamos primero a Riga, la ciudad que más nos ha sorprendido y gustado de las tres; de ahí viajamos en un bus de cuatro horas a Tallin, una encantadora ciudad medieval, y de la capital estonia llegamos a Estocolmo en un avión de los pequeñitos en una hora. Estocolmo nos gustó, es bonita y eso no es discutible, pero llegábamos de dos ciudades preciosas que nos habían sorprendido muy gratamente y de ésta teníamos las expectativas muy altas, así que entre eso y que estábamos ya con poco dinero y es una ciudad carísima, nos dejó un sabor un poco agridulce… vamos, que tendremos que volver, y quizá combinarlo con más lugares de Suecia  😉

Resumen de nuestro viaje a Riga, Tallin y Estocolmo:

DÍA 1: RIGA: Jardín de Vermanes, Catedral de la Natividad de Cristo, canal de Pilsetas, centro histórico, Plaza del Ayuntamiento, Museo de la Ocupación

Llegamos a Riga por la mañana temprano y enseguida salimos a explorar. La primera parada fue el jardín de Vermanes, y justo enfrente estaba la catedral de la Natividad de Cristo (Rīgas Kristus Piedzimšanas pareizticīgo katedrāle, ¡toma ya!), la iglesia ortodoxa más grande de los Bálticos, y nuestra primera experiencia en un lugar de culto de este estilo. Tras pasar el canal de Pilsetas, que nos ofreció una típica estampa otoñal que nos conquistó, y el Monumento a la Libertad, llegamos al centro de Riga, conocido como “Vecriga” (o simplemente “Old Town”) y Patrimonio de la Humanidad, donde paseamos entre edificios de colores y estilo holandés, comimos muy rico y visitamos, en la Plaza del Ayuntamiento dominada por la Casa de los Cabezas Negras, el Museo de la Ocupación de Letonia.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Letonia, Estonia, Suecia, Riga, Tallin, Estocolmo, Ciudad, Avión, Autobús

Comentarios