Castillo de Montségur, visita la fortaleza santuario de los cátaros

30-03-2021

 
Castillo de Montségur, visita la fortaleza santuario de los cátaros
 

A más de mil doscientos metros de altitud, situado sobre un peñón rocoso conocido cómo pog, se alza el castillo de Montségur. La fortaleza domina el territorio del Pays d’Olmes en el departamento francés de Ariège. Sus muros conocieron los lamentos de los últimos cátaros y también albergaron El Grial, o eso nos dice la leyenda. Acompáñanos en nuestra visita a este castillo cátaro para descubrir la verdad.

 

Siempre hay que dejar lo mejor para el final. Por eso, el castillo de Montségur fue uno de los últimos «castillos cátaros» que visitamos en nuestra ruta por el sur de Francia. Montségur no es sólo una fortaleza, es un símbolo de la resistencia del Languedoc. Su caída ha inspirado novelas históricas y canciones. A lo largo del artículo encontrarás fragmentos de la letra de Montségur, de la banda de heavy metal británica Iron Maiden. El vocalista de la banda Bruce Dickinson pasó unas vacaciones cerca de Montségur y la historia del castillo y de los cátaros le inspiró para componer esta canción.

Pinceladas de la historia de Montségur

La historia de esta fortaleza está íntimamente relacionada con la historia del País Cátaro. En la zona ya se alzaba una fortaleza en el s. XII, propiedad de la familia Péreille. Como puedes imaginar, su carácter inexpugnable le valió el nombre de «monte seguro» o Montségur. A comienzos del s. XIII el castillo estaba en ruinas, y la comunidad cátara de Languedoc pidió a Raymond Péreille permiso para establecerse allí y reconstruirlo. A los pies de la fortaleza creció un «castrum», un pueblo cátaro fortificado.

Montségur se convirtió en la sede de la iglesia cátara y refugio de los faydits, caballeros y señores del Languedoc castigados por abrazar el catarismo o proteger a los herejes. Pocos años después, el asesinato de un legado pontificio cerca de Arlés desencadenó la Cruzada Albigense contra los cátaros.

 

Por más de 30 años, los cruzados exterminaron a los cátaros a sangre y fuego por gran parte de Occitania. Finalmente, el asesinato de unos inquisidores a manos de faydits de Montségur precipitó la caída de la gran fortaleza cátara. Se inicia entonces el asedio a Montségur, que duraría 10 largos meses. El duro invierno y el hostigamiento mediante catapultas provocó que los asediados rindiesen la fortaleza. Se calcula que en Montségur había poco más de 500 personas, y que sólo un tercio o un cuarto de ellos eran combatientes. En total Montségur fue asediado por casi 10.000 hombres armados.

 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Francia, Midi Pyrénées, departamento de Ariège, Montsegur, Escapadas, Coche

Comentarios