Cusco (Perú), un soplo de aire fresco

11-05-2017

Ruta caracol
 (3/5)
 
Cusco (Perú), un soplo de aire fresco
 

Partimos a media noche de Nazca. Como ya sabéis, estábamos agotados por los últimos acontecimientos, así que nos seguimos cuidando a cuerpo de Rey. Tomamos un bus nocturno, (de esos tan cómodos que hasta te dan una mantita) para enfretarnos a largo trayecto de 8 horas. 

Cusco

Llegamos a Cuzco con los primeros rayos de luz, y comenzamos a inspeccionar la estación de autobús. Enseguida nos habían ofrecido varios hostales, cada uno más barato que el anterior. Nos decidimos por uno a apenas 10 cuadras del centro, que además tenia una arquitectura colonial súper bonita con patio interior. Nos instalamos (tiramos las mochilas en la cama) y salimos a dar un paseo ¡Por fin hacía frio! ¡Que placer 

Nos pasamos el día recorriendo tienditas llenas de tejidos y colores impresionantes.

Cusco fue un pequeño paraíso personal tras días y días de paisaje desértico. Es cierto que somos 3 vascos más acostumbrados a las montañas que a las dunas ¿Y que mejor que los Andes para nosotros?

El segundo día comenzamos a planear nuestro viaje a Machu Picchu, y si queréis saber cuál es la manera más barata de llegar a Macchu Pichu, o simplemente queréis ver nuestra experiencia, podéis ver el Post aquí. 

Con las entradas ya en la mano, seguimos con la exploración entre las pequeñas casas blancas hasta topar con una actuación de baile en la plaza principal.

Nuestra vuelta de Macchu Pichu, fue la absoluta locura. Ya teníamos los billetes de avión de vuelta a casa, así que Cusco fue la ciudad perfecta para empezar a comprar regalos y comer en restaurantes ¡Veganos de comida andina!.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Perú, Andes, Cuzco, Ciudad, Mochilero

Comentarios