Descubriendo el paraíso, descubriendo Railay

29-04-2019

Dos Viajando
 (4/5)
 
Descubriendo el paraíso, descubriendo Railay
 

Que tal Bloguefamilia. ¿Os imagináis que se siente cuando te levantas en el paraíso? Abres la cortina, una brisa de paz y tranquilidad roza tu cuerpo, los rayos del sol te acarician la piel, el olor a mar y naturaleza te llena los pulmones y una mamá con sus pequeños monos te saludan desde enfrente. Si, así se despierta uno aquí. Seguimos descubriendo Railay, seguimos descubriendo el paraíso.

Al ratito… Toc, Toc, Toc… suena la puerta y un amable chico nos dice:

Prepárense rápido, les va a gustar lo que les está esperando.

El hotel está prácticamente vacío y nos están tratando como a reyes. Todo un lujo.

¿Y cuál es la sorpresa? Tachán….

Uno de los chicos coge la mesa y el otro lleva una especie de bandeja tapada con manteles. Nos apuramos a decir:

De verdad, no se preocupen, no queremos ni la mesa ni las sillas. Con el mantel nos es suficiente.

No, no, como van a comer en la arena. Ni de broma.

Nos contesta el que llevaba la mesa

Momento desayuno romántico

Nos tienen preparado el desayuno. Pero no uno cualquiera, uno de los que molan de verdad. Hoy pasamos del bufet (sabéis que nos encanta) y nos vamos a comer fruta y pasteles a la playita. ¡¡Que ricooooo!!


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Tailandia, Krabi, Ao Nang, Península Railay, Naturaleza, Montaña, Aventura, Asia

Comentarios