DIARIO DE VIAJE A PERU. DIA 4 PARTE 1. DESCENSO DEL ABRA MALAGA EN BICI

27-04-2016

 
DIARIO DE VIAJE A PERU. DIA 4 PARTE 1. DESCENSO DEL ABRA MALAGA EN BICI
 

Teóricamente en mi 4º día me buscaban en mi hotel a las 7 de la mañana para empezar el Inka Jungle. Y digo teóricamente porque no serían las 8 de la mañana y no me buscaron en el hotel sino que tuve que acudir a la plaza San Blas (está al lado). Aun así a las 9 de la mañana estaba ya montando en una furgoneta y rumbo hacia el Abra Malaga, aunque paramos en Ollantaytambo para desayunar tranquilamente. 

La subida hasta el Abra Malaga en la furgoneta, además de bastante peligrosa por las curvas de la carretera, es preciosa. Se sube desde los 2700 metros de Ollantaytambo hasta los más de 4000 metros del Abra Málaga, y en menos de una hora. Allí en la furgoneta fui conociendo ya a algunos del grupo de unas 20 personas que realizaríamos el Inka Jungle juntos. Una chica coreana, una chica canadiense, otra chica de Budapest y un chico de Australia (de esos casos que dan envidia sana cuando te cuentan su viaje, porque llevaba unos cuantos meses por Sudamérica). Por cierto, como anécdota, el chofer que conducía la furgoneta un crack. Subimos desde Ollantaytambo hasta arriba a golpe de Isabel Pantoja, entre otras anécdotas. Una pena que en cuanto nos dejó unas horas más tarde en Santa Maria se volvió a Cuzco.

Arriba del Abra Málaga (como según me dijeron es lo habitual) cubierto de niebla así que bajamos unos pocos metros hasta que se despejo la niebla. Allí nos dieron el equipamiento (bastante completo. Guantes, protección de espalda, de rodillas y espinilla, casco integral para casi todos), las bicis (bastante bien casi todas, llevan algunos kilómetros encima pero son bastante buenas. Todas con suspensión delantera), una serie de consejos, y para abajo.

El primer tramo es quizás el más complicado, especialmente para los que tienen menos experiencia en bici de montaña como era mi caso. El descenso entero es asfaltado, pero debido a la ligera llovizna que caía al principio, y a que con la niebla no se veía el sol, hasta pasada la mitad del descenso se baja con el asfalto mojado.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Perú, Andes, Cuzco, Montaña, Bicicleta, Naturaleza, Aventura

Comentarios