El colorido festival hindú Navratri en India

30-05-2019

 
El colorido festival hindú Navratri en India
 

Cuando llega el final de la estación de las lluvias en la India la gente sale a celebrarlo en uno de los muchos festivales que jalonan el año hindú: el Navratri.

Aunque se vive cuatro veces al año (Vasanta, Ashadha, Sharada y Magha) tiene su momento culminante entre septiembre y octubre a lo largo de 9 noches y 10 días. Semana y media que atrae a millones de personas que se acercan a los templos de todo el país, convertidos en un auténtico espectáculo de colorido, música y danza que es toda una experiencia vivir y contemplar. Muchos occidentales se acercan a India en esas fechas gracias a la abundante oferta de vuelos baratos, y la posibilidad de disfrutar de un evento sorprendente.

Al sur de la capital india, en Kalkaji (se puede llegar en bus, taxi o incluso rickshaw), está uno de los templos donde el festival alcanza su máxima expresión: el Kalka Devi, en la Plaza de Nehru, un edificio de mármol blanco y granito levantado por el rajá Kadarnath en el siglo XVIII sobre una estructura anterior milenaria (de tiempos de los Mahabharata), obra conseguida gracias a las aportaciones de los fieles.

Está dedicado a la diosa madre de la energía, Durga, una de las 9 encarnaciones de Shakti y protagonista del período central de las fiestas. Porque los citados 9 días están divididos en períodos de 3, cada uno dedicado a una Devi, nombre con que se conoce a las cualidades de la naturaleza: Tamas (inercia, inmovilidad), Rajas (acción, pasión) y Satva (equilibrio, pureza). Devi es la forma unificada de tres diosas diosas: Durga (la energía, representada vestida de rojo cabalgando sobre un león), Lakhsmi (la prosperidad, de oro sobre un búho) y Saraswati (la sabiduría, de blanco sobre un cisne). Ciertamente, la mitología hindú es complicada.

El Navratri es una época en la que se siembra, se preparan dulces y se estrena ropa de colores, además de las mencionadas danzas clásicas y folclóricas; luego cada región adopta sus propios fastos: gujarahs y bengalíes, por ejemplo, sumergen estatuas de la deidad en el río Ganges o, al igual que las Fallas valencianas, las quemas con espectaculares fuegos artificiales.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

India, Nueva Delhi, Ciudad, Asia

Comentarios