Escape del estrés en Morrocoy, Venezuela

25-12-2018

 
Escape del estrés en Morrocoy, Venezuela
 

El estado Falcón, alberga uno de los escenarios tropicales más extraordinarios de nuestro país, el Parque Nacional Morrocoy. Esta maravilla natural se conforma por los cayos e islotes del Golfo Triste de aguas transparentes color turquesa y azul  que rodean las poblaciones de Tucacas y Chichiriviche, sitios concurridos para el alojamiento y la pernocta de los temporadistas de este paradisíaco destino venezolano.

Por su naturaleza de Parque Nacional, le corresponde a Inparques monitorearla constantemente. La cantidad de atractivos turísticos son infinitos. Un total de 11 islotes son los más conocidos y es posible disfrutar de ellos desde las 7:00 am y hasta las 5:00 pm. Los servicios, en la mayoría de ellos, están garantizados: alquiler de todos y sillas, restaurantes, baños, vendedores de accesorios, artesanía postres, dulces y energizantes. También hay quienes dan masajes. Veamos cuáles son los imprescindibles para aprovechar al máximo este lugar en donde el estrés y las preocupaciones no tienen cabida.

Traslados. El acceso a los islotes se realiza en lanchas. Hay quienes cuenta con la suya o servicios que proporcionan el alquiler de las mismas. De lo contrario, está el servicio colectivo que se conoce como “peñeros” donde varios pasajeros, hasta ocho,  abordan y coordinan con el operador la hora a la que serán regresados a tierra firme. Asimismo, éstos brindan breves recorridos por los diferentes cayos para que te enamores del lugar y desees quedarte por más número de días. Si accedes en vehículo particular, el paradero cuenta con un amplio espacio para aparcar vehículos.

Piscina Natural. Uno de los cayos más insigne en una visita a Morrocoy, es “Los Juanes“. Una real piscina natural, que no cuenta con playas de arena cercana, pero sí baja profundidad (el agua llega hasta la cintura o menos) o al menos la necesaria para hacer vida de entretenimiento. Turistas con lanchas privadas, que se anclan unas a otras, son quienes más la concurren aunque los peñeros también se hace espacio y acuerdan con los pasajeros quedarse un rato a deleitarse de la buena vibra y música, rodeada de oferta gastronómica en botes y de heladeros que con su característico “carrito” ponen al alcance de los turistas sus productos.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Venezuela, Caribe, Falcón, Golfo Triste, Parque nacional Morrocoy, Naturaleza, América

Comentarios