Filipinas, un destino inevitable

17-02-2018

 
Filipinas, un destino inevitable
 

No cabe duda de que Filipinas es uno de los países más atractivos del Sudeste Asiático. Pese a las circunstancias sociopolíticas, cuesta descartar este destino cuando estás viajando por países cercanos. Manila, su impresionante capital, no es el único de sus atractivos, e islas como Boracay o lugares como El Nido o Taytay son descritos por muchos viajeros como algunos de los parajes más bonitos del mundo. ¿Quién podría resistirse?

El tipo de viaje que podremos realizar si decidimos ir a Filipinas variará mucho en función de los días que estemos dispuestos a dedicar a este maravilloso país. Si se trata de una parada estratégica, puesto que has decidido ir a Indonesia, Laos, Camboya, Tailandia, Malasia y/o Singapur, resultará evidente que no puedes dedicar un mes (incluso dos) para conocer las principales islas filipinas, que sería una situación ideal. En cualquier caso, vamos a destacar algunos de sus lugares más emblemáticos para que decidas cuáles serán tus destinos predilectos.

Playa en Boracay, Filipinas

Filipinas es un país insular, concretamente un archipiélago formado por nada más y nada menos que 7.107 islas. Su superficie total aproximada es de 300.000 km2, con unos 36.289 km de litoral. Es un país muy poblado, el 12º del mundo con más población, con 102 millones de habitantes.

Empezando por el principio, Luzón es una de las islas más idóneas para comenzar tu viaje por Filipinas. En ella se encuentra Manila. La práctica totalidad de los vuelos internacionales despegan y aterrizan desde aquí, en el aeropuerto Ninoy Aquino.

Luzón es verdaderamente grande y, aunque existe la posibilidad de utilizar el servicio de autobuses nocturno, es recomendable tomar aviones nacionales como los que ofrece Philippines Airlines.

Manila es una cita imprescindible en un viaje a Filipinas. Con una población de más de un millón y medio de habitantes, recogidos en menos de 39 km2, es una de las ciudades más densamente pobladas del mundo. Además, alberga el frenetismo propio de las macrociudades y está repleta de eventos. El juego juega, valga la redundancia, un papel importante en la ciudad, y casinos como el Casino Filipino o el City of Dreams Manila son claros ejemplos de ello. En este último se celebra uno de los torneos más importantes del mundo, 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Filipinas, Isla de Luzón, Manila, Donsol, isla Palawan, El Nido, Mar de Bisayas, Malapascua, Bohol, Siquijor, Mindanao del Norte, Borácay, Ciudad, Naturaleza, Aventura

Comentarios