Hospital de la Santa Creu y el anfiteatro anatomico, una joya del Raval

06-05-2019

 
Hospital de la Santa Creu y el anfiteatro anatomico, una joya del Raval
 

Paseando por el Raval encontramos lugares históricos que impresionan. Es el caso del antiguo hospital de la Santa Cruz.

El 1401, con la intención de unir recursos, se decidió juntar los seis hospitales de beneficiencia que había en Barcelona en un único edificio: el hospital de la Santa Creu, y que se ha convertido en uno de los más antiguos de Europa.

Este hospital era destinado a curar a la gente pobre y a los infectados de enfermedades contagiosas como la lepra o incluso la peste. Las instalaciones tenían la capacidad para albergar a más de 500 personas.

El recinto, situado entre la calle del Carme y Hospital, consta de 4 alas de dos plantas cada una, alrededor de un claustro eclesiastico en el que los enfermos paseaban cuando estaban más recuperados.

Hombres y mujeres estaban separados en dos edificios. Cada entrada, con su escalera monumental, está diferenciada por una estátua; en el de los hombres vemos a San Roque, patrón de la Peste y otras enfermedades con un perro lamiendole una úlcera de la pierna. La estatua del pabellón femenino es la Caridad en forma de matrona con niños alrededor.

Las habitaciones eran grandes salas sin columnas donde se amontonaban las camas una lado de otra sin apenas separación. Hoy en día el espacio es ocupado por la Biblioteca Nacional de Catalunya.

Hasta 1929 (fecha de su cierre) éste hospital fue el más importante de la comunidad. Aquí se aplicó anestesia por primera vez en una intervención quirúrgica y hubo el primer servicio de RX de todo el país.

Personajes ilustres como Rafael de Casanova o Antoni Gaudi fueron atendidos aquí y, de hecho, éste último falleció el 1926 en uno de los pabellones tras ser atropellado por un tranvía.

Real Academia de Medicina


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Cataluña, Barcelona, Ciudad, Escapadas, Europa, España

Comentarios