La magia de Haïfa, del Monte Carmel y de los Jardines de Bahai

09-02-2018

Elisa N.
 (4/5)
 
La magia de Haïfa, del Monte Carmel y de los Jardines de Bahai
 

Haïfa es una de las ciudades más encantadoras de Israel. Y si de ciudades preciosas se trata, Israel las tiene y son numerosas.

Uno de sus atractivos es el monte Carmel, un lugar ideal para disfrutar solo o en familia, un emblema natural de la belleza del país. Levantada a sus pies, la ciudad tiene mucha historia. La Biblia habla de ella y con el paso de los siglos, Haïfa fue ocupada y gobernada por antiguos pueblos. Por allí pasaron los persas, los romanos, los pueblos árabes y egipcios, y también los turcos. En 1948, cuando se fundó el Estado de Israel, la ciudad se volvió autónoma.

Haïfa es una ciudad costera que empezó a crecer a mediados del siglo XVII, cuando el sheik Dahr Al-Omar puso manos a la obra en su renovación y mejoró el puerto natural. 

La villa fue evolucionando hasta transformase en el actual puerto moderno e importante centro industrial. El día de hoy es la ciudad más importante del norte del país. 

Haifa, la que se conoce como "Capital del Norte", es una ciudad muy animada. La mía fue una visita relámpago, por lo que no pude aprovechar la ocasión para visitar sus hermosas playas. Sin embargo pude comprobar que tiene el privilegio de estar instalada en las faldas del imponente monte Carmel y que merece su otro apelativo, el de "San Francisco de Israel". Es una ciudad fascinante.

Ubicada entre el Mediterráneo y la colina se fue instalando poco a poco entre las suaves pendientes. Parece emplazarse en tres niveles. La primer altura aparece sobre el mar, la segunda es Hadar, a los pies de la colina, donde están los barrios y las casas más antiguas. El tercer nivel aloja los distritos más modernos.

El paisaje es, así, muy pintoresco.

En mi opinión, la joya de Haïfa son el sepulcro y los jardines de Bahai.

La promenade sube desde las costa hasta la famosa tumba monumental objeto de destino para los peregrinos. Su cúpula extraña y sus columnas corintias se transformaron en el símbolo de la ciudad. Tanto el edificio como los jardines extraordinarios están abiertos al público. La vista cuando estás allá arriba es sublime.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Israel, Llanura costera mediterránea de Israel, Haifa, Ciudad

Comentarios