La playa urbana más bonita de España. Visitamos San Sebastián.

09-07-2016

 
La playa urbana más bonita de España. Visitamos San Sebastián.
 

Hoy entramos por primera vez en Euskadi y como no podía ser de otra manera, empezamos por una de las ciudades con la playa urbana más bonita de España. 

Nuestra visita a esta ciudad fue de un día, aunque pueda parecer difícil poder visitar una ciudad tan alejada de Madrid en un día, la forma es bien sencilla. Sólo necesitas ser capaz de dormir durante el trayecto en autobús. Si eres de los que puedes dormir en cualquier sitio, estás de suerte porque puedes coger el autobús que sale de madrugada y llegar a San Sebastián a primera hora de la mañana y volverte de igual forma desde allí y llegar a Madrid al día siguiente. Aunque si no tienes cuerpo para tal paliza puedes pasar el fin de semana tranquilamente en San Sebastián, que nosotros lo comprendemos.

Cómo llegar

Como puedes suponer, para llegar a San Sebastián puedes coger el autobús; aunque la estación se encuentra a media hora de la playa; en tren que está algo más cerca o en avión.

Algo que me sorprendió es que la estación de autobuses era tan solo un intercambiador al aire libre, algo extraño para una capital. Así que si alguien de allí, nos puede dar respuesta a esta curiosidad urbanística, encantados de que lo dejéis en los comentarios. 

Ruta por San Sebastián

Una vez en la ciudad desde la estación de tren o el intercambiador, seguimos paralelos al río. Nuestra primera parada es el puente de Santa Catalina, con una arquitectura bastante original.

Desde aquí podemos ver diferentes edificios señoriales de la llamada Belle Époque. Para entender un poco como es la ciudad debemos remitirnos a época de la reina María Cristina. La reina tenía una enfermedad en la piel y los médicos le recomendaron los baños de mar. Así que decidió trasladar su residencia en verano a San Sebastián en el Palacio de Miramar. Enamorada de la ciudad fue promocionando entre las cortes y burgueses europeos los encantos de la ciudad, convirtiéndose en un lugar de moda para la aristocracia de la época.

Seguimos el cauce del río hasta llegar al mar, aquí tenemos el último de los puentes, un curioso puente con una especie de faros o conos en la parte superior. 

Desde aquí podemos tomar dos caminos bordear el monte Urgull hasta llegar al puerto, o entrar en la Parte Vieja.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, España, País Vasco, Guipúzcoa, San Sebastián, Ciudad, Mar, Autobús, Escapadas

Comentarios