MALINDI, WATAMU Y LAS RUINAS DE GEDI

08-03-2016

 
MALINDI, WATAMU Y LAS RUINAS DE GEDI
 

En la costa keniana siempre se puede encontrar una buena playa para darte un chapuzón y descansar sin demasiados agobios. Lo vi en Tiwi, una playa muy paradisíaca sin turistas muy cerca de la conocida Diani Beach, pero mucho más tranquila. Así que después de unos días entre playa y Mombasa,  seguimos nuestro camino por la costa rumbo al norte.

Pero esta vez no cogimos un matatu, no. Fuimos desde Mombasa a Malindi en tuk-tuk las tres con las mochilas y todo. ¿Por qué? Por poder parar cuando quisiéramos ya que la enfermedad del viajero estaba en el aire.

Una vez en Malindi, por recomendación de una conocida, nos quedamos en Kenga Giama Resort, un lujo que nos permitimos a un precio bastante más bajo de lo normal porque mis dos amigas, Noe y Diana, habían estado de voluntariado en un colegio de Nakuru. El precio por estar en este alojamiento fue 25€/habitación-noche e incluía desayuno y cena. Sí, un chollo teniendo en cuenta que tenía una limpia piscina y un servicio excelente. Nos quedamos dos noches ahí y en ese tiempo vistamos Malindi, Watamu y las ruinas suajilis de Gede.

Malindi: el mar revuelto

Malinidi es un ciudad que bien podría ser italiana. Ahí todo el mundo habla el idioma de Da Vinci. ¿Por qué? Porque hay muchos italianos que han elegido esta ciudad costera para sus vacaciones o largas estancias. La ciudad está llena de restaurantes italianos. Pero cuando fuimos nosotras, en julio, era temporada baja no había ni muchos italianos, ni tampoco estaban todos los restaurantes abiertos.

Aún así, nos aventuramos a ir a playa a dar un paseo e intentar darnos un baño, pero el mar estaba bastante revuelto (suele pasar en esta época del año), así que volvimos a Kenga y nos dimos un chapuzón en la piscina de agua salada.

Watamu: playa tranquila

Al día siguiente probamos suerte en Watamu. Un matatu nos llevó de Malindi a Watamu y un hombre que conocimos en el trayecto nos recomendó ir a la playa del Hotel Aquarius. Parecía que éramos las únicas turistas en un radio de 100 kilómetros a la redonda. Ni un alma que estuviera buscando un poco de relax en una playa bonita. Sí, porque esta playa es muy bonita con rocas erosionadas por el agua, arena blanca, agua cristalina y piscinas naturales. Esta playa realmente me gustó y, si vais por esta zona, es la que recomiendo. Probamos también suerte en otra playa cercana, pero el agua estaba un poco sucia y dimos por terminado el día playero.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

África, Kenia, Malindi, Watamu, Ciudad, Océano Índico, Gede, Naturaleza, Mochilero

Comentarios