Maputo lo serás tú (día 1)

03-07-2015

Gastando suela
 (4/5)
 
Maputo lo serás tú (día 1)
 

¿Que cómo es Maputo? La primera impresión que tuvimos al aterrizar es que Maputo era oscura (el que fuera de noche ayudaba a esa concepción). Y era caos. Y desorden. Y tráfico, mucho tráfico y mucha gente. Gente por todos lados caminando por calles sin asfaltar. Un lugar a mitad camino entre los pueblos de España hace más de 70 años y la masificación de gente y la vida típica de una gran ciudad.

El jueves 18 llegamos (¡por fin!) a Maputo a las 18:00, tras 25 horas de viaje. Una de las cosas malas que tiene visitar Mozambique en invierno (y caímos en eso mientras viajábamos para allá, 25 horas dan mucho que pensar) es lo pronto que se hace de noche. Sobre las 17.30 ya es noche cerrada y pensar que nos íbamos a África, al sol eterno y el buen tiempo… Así, llegamos a una ciudad completamente desconocida y a oscuras, y a un aeropuerto pequeño del que apenas salen 3 ó 4 vuelos diarios.  El aeropuerto de Maputo es tan pequeño y la ciudad crece tan rápido que prácticamente está todo rdoeado por ella. En resumen, que después de haber hecho escala en el aeropuerto de Doha en Qatar y el de Johannesburgo en Sudáfrica, el aeropuerto de Maputo, no presentaba la mejor bienvenida. Lo bueno es que como íbamos de visita a ver a unos amigos, estos habían venido a recogernos con un coche que habían conseguido prestado para las vacaciones.

Tras el pánico inicial porque nosotros nos retrasamos y ellos también y no teníamos forma de contactar con ellos (olvidamos su número de móvil) ni la dirección donde vivían (olvidamos apuntarla), nos encontramos al salir del aeropuerto con una ciudad llena de polvo (hay muy pocas calles asfaltadas una vez te sales del centro de la ciudad), y con un tráfico loco porque era la hora punta en la que todo el mundo salía de la ciudad.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

África, Mozambique, Maputo, Ciudad, Verano, Avión

Comentarios