Primer mes en Sídney

18-02-2018

 
Primer mes en Sídney
 

Hoy hace tres semanas que asistí a un evento de AussieYouToo, una BBQ donde conocí a mucha gente y una de las conclusiones a las que llegaba todo el mundo es que en Sydney/Australia el tiempo pasa volando. Justo ese día hacía una semana de mi llegada a Sydney y yo era un poco escéptica a esa conclusión, me había pasado siete intensos y eternos días buscando casa, a día de hoy puedo afirmar que el tiempo aquí vuela. 

Ha pasado un mes y lo normal sería que ya hubiese encontrado trabajo pero como no tengo experiencia y soy muy parda mintiendo, estoy todavía en ello. A principios de semana estaba feliz porque supuestamente había conseguido un Trial (un día de prueba en un restaurante), pero aún sigo esperando la llamada. Cansada de salir a la calle yendo de restaurante en restaurante decidí meterme en Airtasker, una web donde la gente pone tareas y a esas tareas les asigna un precio que tu puedes negociar. De momento llevo hecha dos, desmontar un armario del IKEA por 42$ y limpiar unos armarios por 60$, podréis pensar: vaya estudiar una carrera y terminar limpiando armarios, pero la verdad es que a mí no me importa, me siento orgullosa de mi misma, estar consiguiendo dinero para pagar el alquiler, ahorrar para viajar y lo que de. Además haciendo cuentas, gano más aquí de Cleaner que si estuviera en España trabajando de lo mío, no me quita las ganas de trabajar de lo mío porque es lo que me gusta, pero hace que aquí se viva las vida y el día a día con otra filosofía. Además te consuela saber que no eres la única, la mayoría de estudiantes aquí se dedican a eso, trabajar en restaurantes, en la construcción, limpiando... luego tenemos el privilegio de poder ir a lugares increíbles. 

A día de hoy me siento muy a gusto en la casa, pese a lo vieja que está, la de bichos que me encuentro y lo raro que es el casero. Lo normal en cualquier casa de aquí es encontrarse cucarachas por las mañanas y por las noches, yo tengo la suerte de encontrármelas muertas. La verdad es que en la casa he tenido mucha suerte, me he hecho muy amiga de Art, un tailandés que me cocina noche sí y noche también, es super bueno y siempre esta dispuesto a ¡party!


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Oceanía, Australia, Nueva Gales del Sur, Sídney, Ciudad, Solo

Comentarios