Real Monasterio de Santo Domingo, Caleruega

13-02-2018

 
Real Monasterio de Santo Domingo, Caleruega
 

Recorriendo la extensa provincia de Burgos no es difícil toparse con numerosos castillos que defendían el reino de Castilla del avance de las tropas musulmanas y, a la vez, jugaron un destacado papel durante la Reconquista. Pero también resulta fácil encontrar una serie de monasterios medievales fundados por distintos monarcas que dotaron a algunas villas de privilegios e hicieron que la población se instalara de nuevo cerca de estos lugares sagrados, repoblando así el Reino.

Algunos de los monasterios más conocidos en la provincia de Burgos son Santo Domingo de Silos, San Pedro de Cardeña o Santa María la Real de las Huelgas. Sin embargo, hoy quiero hablaros de otro Real Monasterio, el de Santo Domingo de Guzmán. 

Situado en el municipio burgalés de Caleruega, pueblo natal del santo donde se hallaba la casa de Los Guzmán, se trata de un monasterio de origen medieval fundado, ni más ni menos, que por el rey Alfonso X, el Sabio en el año 1270, en conmemoración del primer centenario del nacimiento de Sto. Domingo que había sido canonizado en el año 1234. El rey, muy devoto del dominico, lo inauguró una vez transformada la casa, "para mejor honrar a este gran santo que el señor concedió a Castilla". De hecho, Alfonso X ordenó enterrar a su hija, la infanta Leonor, fallecida en 1275, dentro del monasterio, donde permanece hoy en día.

Las primeras monjas que lo habitaron procedían de San Esteban de Gormaz y, gracias al rey, les fue otorgado el señorío de la villa de Caleruega. Esta localidad se encuentra en una apacible meseta rodeada de campos de cereal y muy cerca del río Duero que riega estas tierras. Era un lugar frecuentado por carreteros en la Edad Media pues su calzada romana comunicaba Astorga con Zaragoza.

El monasterio es de clausura aunque una de las hermanas se encarga de la venta de dulces y entrega la llave a cualquiera que desee traspasar los muros del imponente convento. Las dominicas llevan aquí más de ocho siglos. En el interior traspasamos el hermoso arco ojival que se cree pudo pertenecer a la sala capitular, para contemplar el magnífico claustro de estilo románico tardío con su añadido posterior del s. XVIII. En


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, España, Castilla-León, Burgos, Caleruega, Escapadas

Comentarios