Recoleta: la París de Buenos Aires

20-11-2017

 
Recoleta: la París de Buenos Aires
 

Recoleta, fue el primer barrio que conocí de Buenos Aires, y me fascinó. El barrio de Recoleta es, junto a Puerto Madero, uno de los lugares que considero más interesantes de la ciudad, aunque, cada rincón que iba conociendo de esta magnífica capital, me atrapaba más y más.

Muchas cosas me llamaron la atención a mi paso por la linda Buenos Aires, como perderme por las calles del barrio de San Telmo, el Caminito de la Boca, y la majestuosa Recoleta.

Tan linda y elegante, enseguida me di cuenta de la belleza que una puede encontrar recorriendo sus calles, imposible no notar el estilo europeo en Recoleta, particularmente la arquitectura francesa, de ahí viene que Buenos Aires se ganara el apodo de: “La París de América”.

Es el barrio más turístico de la capital Argentina y cuenta con muchos puntos interesantes por conocer, así que mis pies no pararon de andar por sus calles en toda la semana que estuve en la ciudad. Recoleta, generalmente, es un barrio muy seguro para viajeras e ideal para alojarse, así que no temas andar por todos los preciosos rincones que te puede ofrecer el barrio.

Recoleta cuenta con el Museo de Bellas Artes, el Cementerio de Recoleta (donde descansan los restos mortales de muchas personalidades de la élite bonaerense), la Biblioteca Nacional, centros comerciales tan lujosos como costosos, espacios verdes, muchos monumentos y arte por todas partes.

Pero hay lugares que se quedaron en mí para siempre, como las plazas frente a la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar y el Cementerio. Los fines de semana se instala en esas plazas paraditas, donde se llenan de artesanos, músicos y puedes conseguir todo tipo de objetos, desde recuerdos hasta ropa, pintura y objetos clásicos.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

América, Argentina, Buenos Aires, Ciudad, Necroturismo, Mochilero, Solo

Comentarios