Una tarde en la encantadora aldea de Shirakawa-go

10-10-2018

Elisa N.
 (4/5)
 
Una tarde en la encantadora aldea de Shirakawa-go
 

Nuestro largo viaje a Japón había dejado atrás lugares extraordinarios como Tokio, una de las capitales más modernas que he conocido, Kyoto, la capital cultural del país, también castillos, jardines y santuarios alucinantes. 

Pero la capacidad de asombro no se había agotado. 

Quedaba por delante conocer otra cara de Japón. 

Había llegado el momento de conocer el interior del "País del Sol Naciente" y visitar una de las primeras aldeas encantadora en este camino. Se trata de la antigua Shirakawago que, aún en una de las pocas tardes lluviosas del recorrido, es otro de los recuerdos más bonitos que guardo de mi viaje a Japón.

 

Dicen que Shirakawa-go es sumamente atractiva en cualquiera de las estaciones del año. 

Tadashi, nuestro guía, recordaba con mucho cariño un invierno que había pasado en el lugar, cubierto de nieve e iluminado sólo por farolas a la hora del atardecer. 

A mi me tocó estar en primavera, supuestamente con el clima más agradable, pero, en realidad, fue un día muy fría y lluvioso. Esto no le quitó en absoluto el encanto a la visita. Es que este antiguo pueblo tiene una especie de magia. Emana de la arquitectura de la mayor parte de sus casas. Y la atmósfera centenaria es también algo único.

La primera impresión fue maravillosa. 

La aldea está ubicada en una depresión del terreno por lo que nos detuvimos en lo alto para apreciar el poblado desde esa perspectiva. Ahí estaban esas casitas tradicionales con sus techos de paja a dos aguas y dispuestas en varios niveles. Nos deslumbró verlas desparramarse por aquí y por allá. 

El lugar es muy pintoresco. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Shirakawago aparece enclavada en un pequeño valle, está atravesada por un río, el Shogawa y la rodean montañas. Es famosa por estas casas, construidas en el estilo que se conoce como gassho-zukuri. Son casas con techo de paja muy inclinado y que soporta el peso de la nieve en el invierno. 

Evidentemente, deben estar muy bien construidas, porque lo han hecho por siglos. 

Y allí siguen de pie.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Japón, isla de Honshu, Prefectura de Gifu, Shirakawago

Comentarios