Viaje a Chipre ©

11-07-2019

 
Viaje a Chipre ©
 

Chipre

Mítica e histórica, espectaculares playas de agua cristalina, pueblos rurales donde parece haberse detenido el tiempo, junto a ciudades costeras donde el turismo está explotando a pasos agigantados, bahías protegidas, parques naturales, una isla dividida por una frontera en dos países, esto es Chipre, sinceramente, la isla mediterránea más rara que he conocido.

Chipre se sitúa en una posición estratégica entre Asia y Europa, y esto hace que la isla haya sido dominada por distintos pueblos e imperios a lo largo de la historia. Los micénicos, los griegos, los egipcios, los romanos, los otomanos, los británicos y muchos otros han ocupado sus tierras. Ésto hace que su cultura y su arqueología sea muy variada. Es un país maravilloso, con una línea costera sacada de un cuento y ciudades llenas de vida e historia.

La mitología ubica en esta maravillosa isla el nacimiento de la diosa Afrodita. Es la tercera isla más grande del Mediterráneo, detrás de Sicilia y de Cerdeña, con un tamaño de 9250 km² y un perímetro costero de mas de 700 km bañado por unas aguas cristalinas impresionantes.

Por el lado positivo, me quedo con sus aguas limpias y transparentes, playas realmente bonitas y alguna de ellas donde puedes conseguir estar prácticamente sólo. También me gustó ese aire rural en algunas zonas y esa población chipriota aún sin ser absorbida por los males del turismo de masas.

Por el lado negativo, me parece que le faltan atractivos más allá de su litoral y algo de sus ciudades. Además aunque actualmente el turismo aún no ha explotado en Chipre, en comparación con el resto de islas mediterráneas, si se percibe que se está desarrollando a pasos agigantados y es habitual ver cómo se están construyendo un montón de hoteles y viviendas en toda la línea de costa, en muchos casos sin tener ningún respeto por el entorno natural. Aprovechad ahora porque en pocos años va a reventar de turismo.


Comentarios