Viaje a Grecia II: Santorini

06-07-2016

 
Viaje a Grecia II: Santorini
 

El día empezó muy muy temprano. Me levanté a las 5 de la mañana pero eso no me impidió estar con fuerzas ya que sabía que en unas 4 horas iba a estar en Santorini. Cogí primero un metro, hice transbordo a otro y después de casi una hora llegué al aeropuerto. Pensaba que siendo el metro iba a costar menos tiempo y por poco pierdo el avión. Corrí y corrí por todo el aeropuerto y gracias a dios que siempre se demora un poco el cierre de la puerta de embarque…¡por los pelos!.

El avión que nos llevaba a Santorini era muy pequeño y con hélices, fue una experiencia extraña pero diferente, hacía mucho viento y el avión-avioneta dio tumbos hasta que alcanzamos una altura considerable. A los 25 minutos y después de repartir toallitas y caramelos a los pocos que estabamos despiertos ya nos dijeron que nos preparasemos para el aterrizaje.

Santorini desde el aire ya era impresionante.

Si cómo yo, vas sabiendo un poco de la historia del lugar te encantarán las vistas aéreas ya que se ve perfectamente los restos del volcán que fué, el cráter ahora sumergido y la forma de C de la isla, ¡increíble!.

El aeropuerto es muy chiquitito y esta cerquisima del mar con lo que el aterrizaje fue de todo menos aburrido.

Del aeropuerto, cómo de cualquier lugar de la isla tienes que moverte a Fira, la capital, para tomar un autobús a donde sea, un auténtico coñazo. Quería alquilar una moto para tener más autonomía pero resulta que en Grecia no vale con tener el carnet de coche, así que cómo no quería gastarme un pastón en alquilar un coche que además sería más dificil de aparcar, me resigné a tener que tomar los autobuses.

La red de bus no está nada mal porque practicamente todo el rato tienes líneas que van a toda la isla, lo malo que al final te gastas un dinero en ir y venir a la capital. Fui a Fira, me llevé la decepción de no poder alquilar una moto, y cómo era casi hora de comer decidí cogerme el autobús que me llevaría a Kamari, un pueblecito pequeño al otro lado de la isla y muy cerca del aeropuerto donde dormiría esa noche.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Europa, Grecia, Santorini, Fira, Ciudad, Mar, Autobús, Verano, Solo

Comentarios