Viajeros y comercio justo: cuando regatear no es cool

04-06-2017

 
Viajeros y comercio justo: cuando regatear no es cool
 

Hay un par de situaciones que me han llevado a escribir este artículo sobre comercio justo, no en sus sentido estricto, si no en nuestra responsabilidad y empatía como viajeros con las comunidades que visitamos. Si bien ahorrar mientras viajamos siempre es un tema importante, no debemos perder de vista, que muchas veces la gente que nos vende algún producto o servicio lo hace para sobrevivir.

Es cierto que hay países donde los comerciantes están esperando que los viajeros/turistas regateen los precios, donde incluso incitan a esta práctica y en tantos otros se aprovechan de los turistas, no poniendo los precios de los productos y manejando un precio para turistas latinos y otro más alto para europeos y norteamericanos. Esto lo viví en México y Colombia y he sido testigo de los precios desmedidos aquí en Chile en ferias artesanales, cuando quien les pregunta tiene acento extranjero, lamentablemente.

Pero lo que me produce molestia y el motivo de este post es otro. Creo que como viajeros tenemos que ser responsables y valorar el trabajo y el comercio justo. Ya en tres oportunidades he visto situaciones que me rompen el corazón, por la falta de empatía de los viajeros.

La primera cerca del cementerio de trenes en Uyuni, Bolivia. Tres turistas de habla inglesa, intentaban comprar unos trabajos tejidos en telar por mujeres que, a simple vista, se veían muy pobres. Sus nietos correteaban alrededor sin zapatos. Este tipo de trabajos ya los venden a un precio muy barato, aún cuando son muy trabajosos de hacer, sin embargo a ellos no les importaba nada, querían pagar la mitad.

La segunda vez fue en Perú, volviendo a la van de turismo que nos había llevado a Pisac, dentro del recorrido al Valle Sagrado. Se acercaron 2 niños que no tenían más de 6 años, a vendernos unos llaveros con una llama. No alcanzaban a costar un dólar cada uno, pero no, de nuevo un grupo de turistas queriendo que, por llevar 2, les regalaran uno extra. Además de lo mucho que me duele el trabajo infantil, creo que el precio no daba para, además, querer sacar provecho de la situación.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Consejos para viajar

Comentarios