Visita al Parque Nacional de Bako

17-04-2018

 
Visita al Parque Nacional de Bako
 

El Parque Nacional de Bako es el más antiguo de los parques nacionales de la región de Sarawak y está considerado la joya de la corona dentro de los parques nacionales del Borneo malayo.

Su reducida dimensión, son tan solo 27 km2, permite a sus visitantes en muy poco tiempo poder disfrutar de toda la naturaleza que alberga en los diferentes ecosistemas de este pequeño parque.

Su selva, manglares y playas son el hábitat de multitud de especies, tanto de flora como de fauna, siendo uno de los mejores lugares de Borneo donde poder ver al extraño mono prosbocis, popularmente conocido como mono narigudo, en total libertad.

Pero no solo podremos ver monos narigudos, también en el Parque Nacional de Bako podremos ver los siempre presentes macacos, cerdos barbudos, ardillas y lemures, serpientes, varanos, ¡cocodrilos! y cientos de aves, aunque estas más que verlas las oirás, ya que la selva por momentos es bastante densa.

Durante sus trekkings podrás recorrer los diferentes tipos de vegetación y paisajes que conforman el Parque Nacional de Bako. Manglares y zonas de bosque pantanoso, solo transitables a través de una red de pasarelas. Zonas de arbustos sobre suelo arenoso, lugar ideal para la observación de plantas carnívoras. Y, por supuesto, la densa selva que te sorprende al final de sus caminos con vistas o accesos a impresionantes playas acantiladas. 

Si en la parte de Sabah la visita a Sepilok para ver orangutanes nos parece imprescindible, en la región de Sarawak el Parque Nacional de Bako lo ponemos al mismo nivel. Otro imprescindible de nuestro paso por Borneo.


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

Asia, Borneo, Malasia, Sarawak, Parque nacional de Bako, Naturaleza, Selva, Autobús, Barco

Comentarios