Visitar el Templo de Hatshepsut

04-03-2018

Nunitravelers
 (4/5)
 
Visitar el Templo de Hatshepsut
 

Buenas viajeris:

Hatshepsut, la reina faraón, es una de las figuras del antiguo Egipto que mas nos fascinan. Antes de viajar leímos, leímos mucho y nos informamos sobre su biografía ampliamente.

Sin duda fue una mujer fascinante, una guerrera, una gobernante en un mundo de hombres. Por eso, nos hacía especial ilusión visitar su templo funerario… Por fin íbamos a pisar y entrar en uno de los grandes proyectos arquitectónicos que nos legó Hatshepsut.

¿Quién fue Hatshepsut?

Hatshepsut (1510-1468 a.c), era la hija primogénita de Thutmose I, quien tenía claras intenciones de dejarle el trono a su muerte, pero la oposición de los sacerdotes a que una mujer ocupase el lugar del faraón, hicieron que se coronase al hermanastro de Hatshepsut.

Su medio hermano, Thutmose II, se convertiría en su esposo, convirtiéndose así en primera y gran esposa real.

Del matrimonio entre los hermanos, solo se conoce la existencia de una descendiente, Neferure. Aunque el monarca tuvo mas hijos con el resto de sus esposas, entre los que se encontraba Thutmose III, heredero de la doble corona a la muerte de su padre.

Thutmose II tuvo un reinado corto, tan solo dos o tres años, con lo que su heredero era demasiado pequeño para gobernar y aquí, es donde entra en juego la inteligencia y mente estratega de Hatshepsut, que se proclamó regente.

Siete años después, se autoproclamó faraón de las dos tierras, haciendo cambiar la imagen de sus pinturas, relieves y estatuas, añadiendo la barba protocolaria del faraón y borrando, casi por completo sus senos. 


Encontrarás este artículo de viajes y otros en:

África, Egipto, Valle de los Reyes, Desierto

Comentarios